Pulso: ¿Es necesario leer la Constitución?, columna de Rafael Sousa

Publicado el: 11 diciembre, 2015
11 Dic 2015


Por Rafael Sousa Amunategui. El desafío para el Gobierno es enorme. Sus reformas emblemáticas han fracasado en su capacidad de generar adhesión a medida que la opinión pública se forma un juicio.

Desde que la Presidenta Bachelet anunció la ruta constituyente a mediados de octubre, las esperanzas e inquietudes que encarna este proceso se han hecho más tangibles. Los esperanzados ven una reivindicación democrática y una posibilidad de justicia social que los puede ayudar a mejorar sus vidas. Los inquietos, anticipan un período de incertidumbre innecesaria y la posibilidad de ver afectados ciertos derechos, como el de propiedad.

Las encuestas recientes muestran que un 71% cree que el país necesita una nueva Constitución y cerca del 50% está de acuerdo con que esta permitirá superar problemas en ámbitos como la desigualdad, justicia, educación, seguridad, salud y calidad de vida, entre otros (Cadem, octubre). Pero cuando se ofrecen alternativas más específicas, un 35% se inclina por reformar la Constitución actual y un 45% por hacer una nueva (UDP, noviembre), mientras solo un 3% menciona la reforma constitucional como uno de los tres problemas a los que el Gobierno debería dedicar más esfuerzo (CEP, agosto).

¿Contradictorio?

Puede ser, pero más importante es que en el tema constitucional estamos transitando -en términos del experto en opinión pública Daniel Yankelovich- desde una “opinión masiva” hacia un “juicio público” (“public judgement”), lo que implica una opinión basada en la evaluación de las consecuencias y, por lo tanto, más sólida.

Es un error pensar que los ciudadanos no están preparados para participar en un proceso constituyente porque no han leído o no logran nombrar un artículo de la Constitución. Las personas son conscientes del tema constitucional y la mayoría muestra algún grado de esperanza ante su eventual renovación, por lo que este proceso debe orientarse a que los chilenos nos formemos un juicio sólido sobre lo bueno y lo malo que se puede esperar de todo esto, no a que memoricemos la Constitución actual.

El Gobierno definió un proceso de educación cívica que duraría hasta marzo del 2016. Tendrá la dificultad de competir por la atención de las audiencias con las clasificatorias al Mundial, Navidad, Año Nuevo, vacaciones y Festival de Viña, pero si efectivamente aspira a generar una participación legitimadora en cantidad y calidad, debería enfocarse en generar una comprensión sensata sobre qué esperar de la Constitución y cuáles son las alternativas posibles, marcando una diferencia clara de lenguaje y actores entre la campaña educativa y el debate político.

El desafío para el Gobierno es enorme. Las reformas emblemáticas hasta ahora han fracasado en su capacidad de generar adhesión pública justamente en la medida en que la ciudadanía ha avanzado desde opiniones generales hacia juicios más sólidos. Esto quiere decir que ha perdido la batalla sobre la evaluación de las consecuencias por parte de la ciudadanía, etapa en la que está entrando el debate sobre nuestra Constitución.

Para la oposición, es la posibilidad de construir y presentar un relato que le permita mostrarse como una alternativa real. Para todos los actores de este proceso, es necesario avanzar con responsabilidad: transformar el debate constitucional en una disputa odiosa, será entendido por la opinión pública como una lucha de élites más que una discusión de futuro. Y en ese terreno, todos perdemos.

*El autor es director general de ICC Crisis, magíster en Comunicación de la UDP y profesor de la Facultad de Comunicación y Letras de la UDP.

Leer en sitio web de Pulso

Pulso: Avanzar en legitimidad empresarial, Columna de Rafael Sousa

Publicado el: 26 agosto, 2015
26 Ago 2015

Por Rafael Sousa Amunátegui. Más importante que saber si el vaso de la legitimidad política y empresarial está medio lleno o medio vacío, es tener la certeza de que las acciones que se impulsen contribuyan a llenarlo.

Las instituciones políticas viven momentos difíciles. Lo vemos todos los días y lo reflejan las últimas encuestas, que sitúan a los partidos y al Congreso como las dos instituciones menos confiables del país. Según CERC, aproximadamente 50% de las personas cree que hay altos grados de corrupción en el Gobierno y el Congreso, y un informe de Infobae muestra a Chile como el país con mayor abstención electoral del mundo en base a la segunda vuelta de 2013 (tomando en cuenta la primera vuelta, Chile estaría en torno al décimo lugar). El vaso medio lleno está dado por la amplia adhesión que genera la democracia como el mejor sistema para el país. Entonces, la discusión es cómo avanzar hacia una mayor legitimidad por la vía de profundizar la democracia.

Las empresas viven un problema similar. Ninguna institución u organización empresarial supera el 20% de confianza en las principales encuestas y junto con las instituciones políticas son las menos confiables. La encuesta Latinobarómetro 2013 ya mostraba que Chile y Paraguay son los países de Latinoamérica donde menos personas perciben la distribución de ingresos como “justa” y que Chile es el segundo país en que menos personas consideran la economía de mercado como el único sistema para ser desarrollado (43%), después de Panamá.

La palabra “empresa” se ha transformado en sinónimo de “grandes empresas”, y en la opinión pública estas se ven como un club cerrado, de elite y privilegios, demasiado poderosas y lejanas, cuyo destino parece separado del de la sociedad. Se las apunta como los grandes beneficiados del desarrollo y, a raíz de los últimos casos, como titiriteros del poder político. Preocupante, pero este vaso también está medio lleno: los chilenos muestran muchísima más confianza en las empresas que conocen o en las que trabajan y siguen creyendo en el esfuerzo y el talento como motores del éxito económico.

Es sano profundizar la discusión -en las empresas y gremios- sobre cómo avanzar en legitimidad empresarial. Así como las elecciones ya no aseguran legitimidad política, los elementos tradicionales de legitimación empresarial, como la constitución de los gobiernos corporativos, el apego a la ley y la generación de empleos siguen siendo necesarios, pero no suficientes. Si entendemos la legitimidad como un fenómeno social, se hace necesario avanzar hacia una visión de la legitimidad empresarial basada en las relaciones. Esto parte por construir nuevas redes y nuevas agendas de relacionamiento a través de las cuales las grandes empresas se integren en las bases de la sociedad de forma permanente y no coyuntural, a través de procesos de diálogo y desarrollo de proyectos conjuntos de largo alcance en que se involucren los principales líderes de las compañías. También implica un esfuerzo por simplificar el lenguaje corporativo, hacerlo accesible y de esa manera acortar la distancia que separa a las empresas de la sociedad.

Más importante que saber si el vaso de la legitimidad política y empresarial está medio lleno o medio vacío, es tener la certeza de que las acciones que se impulsen contribuyan a llenarlo.

*El autor es director general ICC Crisis, magíster en Comunicación UDP y profesor Facultad de Comunicación y Letras UDP.

Leer en sitio web de Pulso

Columna de Opinión de Rafael Sousa en Pulso: “El carácter de la Presidenta”

Publicado el: 26 julio, 2015
26 Jul 2015

Por Rafael Sousa Amunátegui. Pese al impacto del Caso Caval, probablemente la confianza de la que históricamente ha gozado Bachelet en la opinión pública no se ha esfumado.

La metáfora del “padre o madre Presidente” -cuyo mérito intelectual reconozco al lingüista estadounidense George Lakoff- es una imagen potente en un país presidencialista como el nuestro. Su buen manejo fue una de las claves comunicacionales para la altísima aprobación con que Bachelet terminó su primer mandato y es una de las dificultades que la Presidenta está enfrentando hoy.

A partir de la metáfora paterna o materna, aplicada a los últimos presidentes, podemos pensar en Lagos como un padre firme, intelectualmente riguroso y capaz de bendecir con trascendencia republicana casi todos sus dichos y obras. Bachelet I fue una madre protectora y cercana, cuya fortaleza en parte radicó en la nobleza de su historia personal y su capacidad de construir confianza desde la integridad. Ese carácter transformado en estrategia, se tradujo en una popularidad casi mítica y un último año de mandato que debe estar entre los de mayor gobernabilidad desde el regreso a la democracia.

Piñera, en su desinterés por las formas, asumió un rol de padre proveedor. Exigente y audaz, se autoimpuso una vara de resultados muy concretos que él sería capaz de alcanzar, apoyado por los mejores, para llevarnos al desarrollo. Algunos los alcanzó, pero cuando los movimientos sociales le cambiaron la vara, pareció que proveía algo que no le demandaban. Su repunte vino cuando usó su mayor activo político -un hombre de la derecha que votó No en 1988- recuperando en parte la dimensión ética que había construido tras el rescate de los mineros y enmendando su error inicial de gobernar sin reinar.

Bachelet asumió este mandato fundamentalmente como una madre justa, con un programa y un discurso basados en la equidad interpretada como justicia social. Difícil rol en una sociedad en que se ha instalado una idea de “ciudadano” entendida fundamentalmente como sujeto de derecho y en la que crecen las demandas de justicia social impulsadas por grupos convocantes y legitimados, que tienen la empatía de buena parte de la ciudadanía. Como ejemplo, más del 50% estuvo a favor de la huelga del Transantiago, más del 65% con la de estudiantes y profesores, según la última encuesta CERC-MORI.

Si lo que resta de Gobierno estará definido por el “realismo sin renuncia”, para crecer en las encuestas a lo único que Bachelet no debe renunciar es al rol de madre justa con que asumió su segundo período como mandataria. Frente al hecho de que el avance de las reformas será difícil y que, de prosperar, sus efectos se verán solo en el largo plazo, el carácter de la Presidenta vuelve a ser el principal activo con que cuenta el Gobierno y debe evidenciarlo en todas sus actuaciones.

Pese al impacto del Caso Caval, probablemente la confianza de la que históricamente ha gozado Bachelet en la opinión pública no se ha esfumado, sino que se ha reducido a un estado de latencia. Esto significa que puede crecer nuevamente, pero para eso la ciudadanía necesita volver a reconocer en sus propuestas y decisiones la figura de una madre presente, cercana y sobre todo justa.

*El autor es director general ICC Crisis, magíster comunicación UDP y profesor Facultad de Comunicación y Letras UDP.

 Leer en sitio web de Pulso

Columna de Opinión de Rafael Sousa en Pulso: “Sobre las instituciones piñata…”

Publicado el: 22 abril, 2015
22 Abr 2015

Por Rafael Sousa Amunátegui. 

Es posible que las audiencias olviden el episodio porque ya han visto muchos otros antes. Pero difícilmente esa piñata vuelva a ser lo que fue.

El asunto de la confianza ha vuelto a la agenda política, empresarial y mediática, algo que pasa cada vez que alguna crisis de grandes dimensiones impacta este pilar de la convivencia democrática. Como las personas somos animales de costumbres, y en Chile nuestra primera reacción ante problemas sistémicos es crear leyes, las recetas que estaremos viendo para apaciguar esta crisis durante los próximos meses irán en esa dirección. Esto es necesario pero insuficiente. Necesario porque la posibilidad de endurecer nuestro marco legal no tiene por qué quedar fuera de la discusión. Pero es insuficiente porque en un mundo mediático, la confiabilidad de las instituciones en su conjunto depende de la actuación de cada institución en particular, lo que hace menos eficientes las soluciones generales.

Tal como las piñatas, a las que se les dan palos -a veces ciegamente- para vaciar las sorpresas que puedan contener, buena parte de las instituciones se han acostumbrado a una dinámica en que sus decisiones respecto de una situación de crisis dependen de la cantidad y fuerza de los golpes que reciben. En un momento se dan cuenta de que su forma ha sido desfigurada, su contenido ha sido vaciado y luego devorado por los protagonistas y espectadores del espectáculo. Dependiendo de la magnitud del daño, puede ser que con algunos arreglos la piñata recupere su funcionalidad y algo de su imagen. Es posible que las audiencias olviden el episodio porque ya han visto muchos otros. Pero difícilmente esa piñata vuelva a ser lo que fue.

Ya sea por voluntad o por resignación, muchas instituciones se someten a esta dinámica. Es lo que pasa cuando se defiende a las partes en perjuicio del todo y los intereses particulares en desmedro de los generales. La consecuencia es que, en casos de la dimensión de los que estamos viendo, las instituciones cuestionadas arrastran a las demás como si fueran un gran agujero negro, ya que el instinto natural en un clima de desconfianza es pensar que aquello de lo que se sospecha es la generalidad y no la excepción.

Lo que ha cambiado en los últimos años, es que las crisis de confiabilidad tienen consecuencias reales. En buena hora, estamos avanzando hacia una sociedad en la que quienes reciben un beneficio en términos de dinero o poder, deben demostrar permanentemente que son destinatarios legítimos de esto, es decir, deben ser y parecer eficientes para llevar a cabo las tareas que la sociedad les encomienda e íntegros para responder a los intereses de quienes han confiado en ellos.

Podremos avanzar en leyes y normas para hacer frente a la coyuntura por la que atraviesa el país, lo que es positivo, pero el capital de confianza de las instituciones será débil mientras este asunto no esté entre sus prioridades. En el mundo de hoy, la confianza es poder.

*El autor es director general de ICC Crisis, magíster en Comunicación UDP y profesor Facultad de Comunicación y Letras UDP.

Leer en sitio web de Pulso 

ICC CRISIS conversó con El Mercurio ad portas de la entrada en vigencia de la ley del lobby

Publicado el: 5 octubre, 2014
5 Oct 2014

De los encuentros informales a los ejecutivos de cuenta:

Cómo funciona la industria del lobby, ad portas de la puesta en marcha de la ley que lo regula. 

Cuáles son las principales empresas del rubro, cómo operan en el mercado, sus redes políticas y qué opinan de la legislación que entrará en vigencia el 29 de noviembre.  

“Asuntos públicos” o “relaciones políticas y legislativas” son algunos de los nombres con que las consultoras y empresas que reconocen hacer lobby definen su actividad. Todos los términos apuntan a lo mismo: representar intereses de privados ante las autoridades y, ojalá, lograr influir sobre ellas.

Si bien existen empresas donde el lobby es asumido como parte de sus labores -como, por ejemplo, Imaginacción, Azerta, Extend e ICC Crisis-, otras consultoras no ven como positivo que se les asocie con esta actividad. De hecho, cuando el lobby está cada vez más legitimado, destacadas firmas del rubro optan por no reconocerse como tales, y advierten que su giro es, más bien, el de la “comunicación estratégica” y el manejo de las relaciones entre sus representados y las comunidades.

Como sea, los principales actores del mercado ven de buena manera que en menos de dos meses -el 29 de noviembre-, comience a regir la ley que regulará esta actividad.

Origen concertacionista

Aunque el asesoramiento a los privados en sus relaciones con la autoridad es una práctica que ha existido desde siempre, fue entre fines de los 80 y comienzos de los 90 cuando el sistema empezó a profesionalizarse.

Y, acorde con aquellos tiempos, las principales empresas de comunicaciones nacieron ligadas a militantes de la Concertación. Si bien hoy son transversales en los intereses que representan -y en los staffs que las constituyen- fueron figuras del entonces oficialismo quienes tomaron la delantera en este negocio.

Quiénes mandan

En 1991, Pilar y Marilú Velasco, hijas del hoy ex subsecretario y ex ministro del Interior Belisario Velasco, crearon la empresa de comunicaciones estratégicas Extend. Años después, el ex ministro de la Segegob, Enrique Correa, fundó Imaginacción. Y el ex director de Comunicaciones del gobierno de Patricio Aylwin, Eugenio Tironi, creó en 1994 la consultora Tironi y asociados.

Siguiendo esta tendencia, de menor tamaño, pero importante influencia, hace 25 años nació ICC Crisis, de Francisco Javier Celedón, uno de los responsables de la campaña del NO para el plebiscito del 88.

Rompiendo algo el molde, en cuanto a la línea política que imperaba en este nicho, la economista Cristina Bitar y el abogado Gonzalo Cordero crearon Azerta en 2008.

Son estas empresas algunas de las que hoy dominan el mercado y que conversaron con “El Mercurio” ad portas de la entrada en vigencia de la ley. Salvo Eugenio Tironi, que optó por no participar en este reportaje, estas compañías trabajaron activamente en la discusión del proyecto en el Congreso, que se extendió por 6 años.

Ejecutivos de cuenta en terreno

El modo de operar es similar.Si bien sus oficinas están ubicadas en el sector oriente de la capital, esto no significa que allí realicen todas sus funciones.

Mientras en los “cuarteles generales” están los directivos, los consultores o “ejecutivos de cuenta”, se encuentran la mayor parte del tiempo “en terreno”. En el centro de Santiago -“donde está el poder político”, como define un lobista consultado- o en Valparaíso, donde contactan a los parlamentarios en el Congreso. Estos profesionales son, en su mayoría, periodistas, y, en menor grado, abogados, sociólogos y economistas, entre otros.

De acuerdo con su expertise y redes de contacto, se les encarga una o más cuentas de clientes que han recurrido a la empresa, o gestiones particulares relacionadas con algún caso.

La cartera de clientes es tan amplia como las decisiones que toman las autoridades. Así, por ejemplo, requieren de sus servicios empresas del retail , eléctricas, de alimentos, bancos, cooperativas, cajas de compensación, constructoras, clínicas, laboratorios, agrupaciones gremiales o instituciones de beneficencia.

Bitar, de Azerta, explica cómo funcionan: “Hacemos lobby , fundamentalmente, asesorando a nuestros clientes en sus relaciones con la autoridad. Parte esencial de nuestra labor considera el modelamiento de distintos escenarios y, por cierto, el análisis y monitoreo de los distintos procesos regulatorios en los diversos sectores económicos en que participan nuestros clientes. A lo anterior se suma, en algunos casos, la representación de sus inquietudes e intereses particulares ante las autoridades”.

Moisés Valenzuela, gerente de Asuntos Públicos de Imaginacción explica que ellos entregan asesoría de diferentes formas: “Existen clientes que nos piden que los informemos, pero son ellos quienes quieren hacer las cosas. Esperan que nosotros les digamos ‘quién es quién’ en determinada materia y que les aconsejemos qué decir en alguna reunión. Otra manera es que se nos solicite que hagamos todo, que representemos sus intereses ante determinada autoridad. O que simplemente los acompañemos en algún proceso o reunión”.

Desde ICC Crisis, su director general de comunicación, Rafael Sousa, explica: “Operamos transparentemente; pedimos audiencias, reuniones y participación en las instancias que creemos necesarias. Planteamos los puntos de vista acordados con nuestros asesorados con la mayor claridad posible. Hay un trabajo intenso de planificación, investigación, desarrollo de documentos y gestión para que la autoridad que debe tomar una decisión valore nuestros planteamientos”.

Ya con las prioridades definidas de lo que quiere el cliente, cada empresa realiza un plan de trabajo que puede tener diversas aristas, como conseguir una entrevista en un medio de comunicación o hacer el seguimiento de un proyecto de ley en el Congreso. En estos casos, muchas veces funcionarios de las empresas de lobby asisten a las votaciones y a las comisiones de un determinado tema. Pueden tener también bajo su responsabilidad el concertar reuniones con alguna autoridad -alcalde, seremi, intendente, subsecretario, parlamentarios, ministros, asesores y un largo etcétera- para el respectivo cliente o para hablar en nombre de él.

Almuerzos, llamados y encuentros informales

Los altos ejecutivos y socios no necesariamente se involucran en el detalle de las gestiones. En el mercado se cuenta, por ejemplo, que a nombres como Enrique Correa les basta con un “te llamarán de mi oficina” para lograr que sus ejecutivos sean oídos.

En muchos casos, además de influencia, los privados pagan por la “capacidad analítica” de los líderes de las consultoras. Así, por ejemplo, se realizan almuerzos mensuales con los principales clientes, en que, con agenda abierta, realizan análisis y proyecciones políticas y económicas. Son pequeñas reuniones, explican, de “diagnósticos de actualidad”.

Otros apuestan a las ventajas que dan los contactos y redes de esos directivos, incluidos encuentros informales de carácter social, llamadas telefónicas fuera de agenda o reuniones casuales. Se trata, estos últimos, de aspectos no regulados por la nueva ley.

Al respecto, Felipe del Solar, director de Relaciones Políticas y Legislativas de Extend, comenta que en el texto legal se “aplicó un criterio de razonabilidad… Al menos, asegurémonos de que las reuniones que se sostienen formalmente sean siempre conocidas. Con eso se va a tener información suficiente respecto de quiénes están interviniendo en una determinada discusión”.

Uno de los puntos que generó más polémica en el debate de la ley fue cómo regular a aquellos grupos o personas que no reconocen que hacen lobby , pues representan sus propios intereses. La reforma educacional es un buen ejemplo, en que han desfilado en conversaciones con representantes del Ejecutivo y del Legislativo agrupaciones de apoderados, representantes de universidades, líderes estudiantiles, la Iglesia, etc. ¿Hacen lobby ? Para la ley, las citas que las autoridades han tenido con ellos debiesen quedar consignadas en el ítem sobre grupos con “interés particular”, es decir, “cualquier propósito o beneficio, sean o no de carácter económico, de una persona natural o jurídica, chilena o extranjera, o de una asociación o entidad determinada”.

Pero el tema, comentan en el mundo lobista, no quedó del todo zanjado y abren interrogantes sobre otros actores, como los centros de estudios y los estudios de abogados. Los primeros pueden argumentar que sus labores son netamente de asesoría legislativa y, los segundos, ampararse en el secreto profesional que deben mantener con sus clientes para realizar gestiones, como reuniones con integrantes del Poder Judicial.

Extend, Felipe del Solar:
“Lo importante es que las interacciones se conozcan” 

“La palabra lobby no tiene siempre una connotación afortunada porque se asocia a acciones que no son correctas”, dice Felipe del Solar. En su calidad de ex asesor de la Segpres y ex miembro de Chile Trasparente, participó de cerca en la discusión de la Ley de Lobby y hoy está vinculado al tema como director de Relaciones Políticas y Legislativas de Extend.

La empresa fue fundada por María de la Luz Velasco, hija del ex ministro DC Belisario Velasco y, además, otros dos hijos son hoy sus directores: María del Pilar y Felipe. Actualmente es presidida por el ex ministro de Educación del gobierno militar Juan Antonio Guzmán.

Sobre la visión que tienen en Extend de la nueva reglamentación, del Solar plantea que “es muy importante y valioso el criterio con el que quedó establecida la Ley de Lobby: fijó reglas equivalentes para todos los actores que participan e interactúan con las autoridades en la definición de políticas públicas. Uno de ellos son las empresas y los asesores profesionales en gestiones de lobby , pero también hay muchos otros actores que participan de la misma manera, con la misma legitimidad y con la misma intensidad, y que no son profesionales. Lo importante es que se fijen reglas que permitan conocer todas las interacciones que se están teniendo con el mundo público”.

Para del Solar, “que el lobby lo haga una agencia especializada, un gremio empresarial, un colegio profesional, una iglesia, desde el punto de vista del interés público, lo relevante es que todas esas interacciones sean conocidas y estén lo mejor regladas posible. Eso, con esta ley, lo vamos a empezar a tener”. Así, “veremos cómo se devela quiénes son todos los que efectivamente están participando”.

Según su web, Extend ha trabajado con clientes como Agrosuper, BancoEstado, Cruz Blanca, Enersis, MetLife, La Polar, Sodimac, PF y Mall Plaza.

Azerta, Cristina Bitar:
“No se les dio el mismo tratamiento a todos”

Sus redes en el mundo político son amplias: fue generalísima de la segunda campaña de Joaquín Lavín, es sobrina del ex ministro PPD Sergio Bitar y fue asesora de diferentes gobiernos de la Concertación. Pero su rubro son las comunicaciones corporativas y el lobby. De hecho, la economista Cristina Bitar ha reconocido públicamente que el 30% de las ventas de su compañía provienen del desarrollo de esta actividad.

A propósito de la nueva ley, Bitar sostiene que “el lobby es parte fundante y esencial de una democracia sólida. Es una actividad necesaria para que se tomen mejores decisiones en el mundo público, ya que hay muchos intereses en juego a la hora de regular o legislar, que deben ser representados ante las autoridades correspondientes. Hoy, lo importante y positivo es que en Chile por fin se haya regulado esta actividad y que se realice con estándares más exigentes”.

Pero aunque plantea que “esta regulación es un gran avance”, tambien tiene reparos: “Hubiese sido mejor que todos aquellos que promueven intereses particulares frente a la autoridad hubieran recibido el mismo tratamiento en esta ley, lo cual no ocurrió”.

Mientras la ley se tramitaba en el Congreso, Bitar fue a la comisión de Gobierno en diciembre de 2008, como directora de la organización Independientes en Red. Luego, como directora de Azerta, asistió a la Comisión de Constitución, para discutir sobre el tema.

En el mundo de la comunicación estratégica, Bitar fue directora ejecutiva de Captiva -empresa donde fue socia del ex alcalde UDI Pablo Zalaquett-, que luego vendieron a la internacional Hill & Knowlton, otra de las empresas reconocidas del rubro.

Hoy, Bitar lidera Azerta junto a Gonzalo Cordero y Felipe Edwards, todos en calidad de socios directores. Además, terminada la administración de Sebastián Piñera, la empresa reclutó a Miguel Flores, ex Subdere, y a José Pedro Arana, ex jefe de prensa del Ministerio de Agricultura. Entre sus clientes se cuenta a Alsacia, Barrick, AES Gener, Grupo Costanera, Ariztía, Cencosud e Iansa.

Imaginacción, Moisés Valenzuela:
“Habría sido mejor tener un registro de lobistas”

No solo se le conoce como uno de los hombres más influyentes de la centroizquieda. Con las redes que logró construir en el mundo privado tras fundar la consultora Imaginacción, en 1996, Enrique Correa se pasea sin problemas por todos los sectores políticos y económicos.

Su empresa fue una de las primeras en reconocer que entre sus actividades está el lobby y, durante la tramitación de la ley, fueron partidarios de la existencia de un registro de lobistas.

Por sus oficinas, ubicadas en Providencia, han pasado figuras públicas que han optado por la privatización. Por ejemplo, el ex ministro de Obras Públicas Carlos Cruz; Luis Eduardo Escobar, quien fuera asesor de Nicolás Eyzaguirre cuando fue ministro de Hacienda; Rodrigo Quintana, ex defensor nacional y actual abogado consejero del CDE; Carlos Vergara, asesor del Segundo Piso durante al administración de Ricardo Lagos, y el ex director de la Secom en el primer gobierno de Michelle Bachelet, Juan Carvajal. Uno de los últimos fichajes fue Moisés Valenzuela, ex secretario nacional de la DC.

Precisamente él es el actual gerente de Asuntos Públicos, rama de la empresa que se encarga del lobby . Reemplazó en el cargo a Carlos Correa quien hoy se desempeña en el Gobierno como asesor general de la Secom.

Sobre la legislación, Valenzuela comenta: “Nos interesa que esta tarea esté regulada; la gente confunde esta labor con prácticas como el tráfico de influencias”. Agrega que “habría sido mejor tener un registro de lobistas, pero es un avance y ayudará a transparentar, más aún cuando el lobby es realizado por entidades que no reconocen que lo hacen”.

“Vemos como algo positivo que quienes toman decisiones conozcan, de manera transparente, las distintas posturas que tienen todos los actores”, señala. Además, plantea que la legislación será una “barrera de entrada” que deberán sortear quienes quieran dedicarse a este rubro.

A diferencia de otras consultoras, Imaginacción no publica en la web la lista de clientes y el ex dirigente DC explica que aquello es una política de la empresa, argumentando que son contratos entre privados donde existe confidencialidad.

ICC Crisis, Rafael Sousa:
“Se legitima esta práctica y que se haga profesionalmente”

Aunque en la consultora en comunicaciones ICC Crisis la actividad del lobby está enmarcada bajo el nombre de “Asuntos Públicos”, en la empresa reconocen ejercerla abiertamente desde hace 25 años.

Sobre la nueva ley, el director y además académico de la UDP Rafael Sousa explica que “el concepto de lobby se ha prestado para muchas confusiones, y esta ley aporta algo fundamental, que es tener una definición común. En la práctica, todas las organizaciones se ven en la necesidad legítima y democrática de representar sus intereses frente a la autoridad en algún momento y de alguna forma”.

Fundada por el publicista Francisco Javier Celedón -quien hoy se desempeña como presidente ejecutivo de la firma-, en 2008 estuvieron representados en las comisiones mientras la normativa se discutió en el Congreso.

Dos puntos son los que más destaca Sousa sobre la nueva normativa: “El primero, es que esta ley legitima la práctica del lobby y la representación de intereses. Lo segundo, es que legitima el hecho de que sea realizada profesionalmente. Todo esto es positivo, porque en una democracia las empresas y cualquier organización en general tienen derecho a plantear sus puntos de vista frente a autoridades cuyas decisiones les afectan, en el marco de la mayor transparencia posible, y elegir a la persona que mejor pueda representarlos en ese interés”.

Sobre cómo saber con claridad cuáles son todas las empresas dedicadas al lobby , el director de ICC Crisis plantea que “eso se sabrá con más certeza una vez que empiecen a operar los distintos mecanismos de registro que la ley ha definido”.

Según consta en su página web, han sido clientes de ellos Conacep, Corfo, Copec, Enami, Fundación Las Rosas, Grupo Security, Hasbro y Santander, entre otros.

Dudas de los parlamentarios:
El método en el Congreso

El lobby en el Congreso se ha desenvuelto hasta ahora en una “zona gris”. Prueba de ello es que en el Senado y en la Cámara no hay un catastro de las personas o instituciones que lo ejercen.

Según relatan los legisladores, es una actividad que a veces se desarrolla con cierta informalidad. Por ejemplo, existen quejas por la manera intempestiva en que algunos lobistas abordan a los parlamentarios en los pasillos o escalinatas. Pero también se dan casos en los que senadores o diputados admiten tener un vínculo periódico con quienes ejercen lobby , cuya validez defienden a partir del legítimo derecho a plantear peticiones y temas a la autoridad.

En cuanto a consultoras profesionales, tienen presencia regular en Valparaíso Imaginacción, Azerta y Extend. En el caso de la primera, se preocupa incluso de informarse semanalmente sobre la marcha de decenas de proyectos de ley. Es frecuente también que representantes de estas y otras agencias vayan a las sesiones de las comisiones técnicas de ambas ramas del Legislativo. Allí, toman el “pulso” a la marcha de las iniciativas y pueden conocer las posturas de los distintos parlamentarios.

En el Congreso circulan versiones sobre la supuesta existencia de asesores legislativos con doble rol, que aparte de apoyar la labor de algunos parlamentarios, también -y sin que aquellos lo sepan- prestarían servicios paralelos a lobistas, gozando de acceso a información privilegiada. El punto, sin embargo, no ha sido hasta ahora comprobado y muchos legisladores lo estiman un mito.

Algunos congresistas, en todo caso, advierten que el auténtico lobby no se “juega” en el Congreso, sino fuera de él. Es ahí cuando entran en acción los “pesos pesados” de la actividad. Personas que por su nombre o trayectoria tienen canal directo con los legisladores.

Para desarrollar su tarea, los lobistas hacen “mapas” de quién es quién en la discusión de una iniciativa determinada. Esa labor incluye también “aterrizar” las expectativas de quienes han encargado el trabajo. Y es que, aunque la gestión se pida en una fase propicia de la tramitación de una ley -y no casi en su despacho-, las consultoras actúan en la lógica de buscar acuerdos.

Hoy, el Legislativo está elaborando un reglamento para implementar la ley, uno de cuyos puntos considera un registro que dé cuenta de todas las acciones de lobby de que los congresistas sean objeto. Pero ya se advierten vacíos.

Los parlamentarios tienen dudas respecto del registro que deben hacer en materia de viajes, obsequios y catastro de quienes los contactan. Si deberán, por ejemplo, registrar cuando los llame un embajador para plantearles un tema. La preocupación es que esto sea en la práctica virtualmente imposible, por el cúmulo de acciones -susceptibles de ser entendidas como lobby – que deben llevar adelante los congresistas.

Leer en portal online de El Mercurio

Smartphone ruso YotaPhone llegará a Latinoamérica

Publicado el: 20 agosto, 2014
20 Ago 2014

Con una primera versión lanzada en mercados europeos y asiáticos a fines de 2013, el teléfono llegaría a la región en su segunda generación. Yota Devices, empresa a cargo de su fabricación, planea abrir una oficina en Canadá a fines de 2014, desde donde operará su comercialización en América Latina y también en Estados Unidos.

Chile, agosto de 2014.- La segunda generación del teléfono inteligente de fabricación rusa YotaPhone llegará a Latinoamérica, en línea con su lanzamiento internacional, el cual se encuentra planificado para el cuarto trimestre de este año.

Con una primera versión lanzada sólo en algunos mercados europeos y asiáticos a fines de 2013, por ahora el dispositivo no se comercializa oficialmente en la región.

Para llevar a cabo los planes de expansión, Yota Devices -empresa a cargo de la fabricación del teléfono, perteneciente al principal conglomerado industrial ruso Rostec- contempla abrir una oficina en Canadá, la cual se encargará de las ventas en América Latina y también en Estados Unidos.

Lo anterior, permitirá a Yota Devices la interacción directa con los socios locales, pudiendo seguir de cerca la comercialización y promoción del dispositivo, que se hará a través del retail local.

La decisión de Yota Devices se encuentra sustentada en el alto potencial del mercado, sobre el cual tienen auspiciosas perspectivas: la empresa espera que un 30% de las ventas del YotaPhone de segunda generación se produzcan en el continente americano.

Las novedades

En su segunda generación, el YotaPhone mantendrá la característica que lo distinguió desde el lanzamiento de su primera generación: la doble pantalla, una LCD y otra E-Ink, que se mantiene siempre encendida. No obstante, esta vez ambas pantallas serán de mayor tamaño en comparación al modelo anterior (5 pulgadas en lugar de 4,3).

Adicionalmente, el dispositivo lucirá un nuevo y más moderno diseño, mayor capacidad de la batería y contará con una nueva función de carga inalámbrica.

En base a lo anterior es que -a diferencia de su primera generación- el YotaPhone de segunda generación espera posicionarse como un producto para el mercado masivo.

Pese a ser 100% de diseño y creación rusa, YotaPhone por ahora sigue siendo ensablado en Singapur. No obstante, otra novedad es que Yota Devices ya analiza que próximamente este proceso pase a manos de su matriz Rostec, con lo que la totalidad de su producción sería rusa.

Acerca de Rostec

La Corporación Estatal “Rostekhnologii” (Rostec) fue establecida en noviembre del año 2007. Rostec es líder en el campo de la industria civil y militar en Rusia y una de las empresas industriales más grandes del país, cuyas actividades aseguran la estabilidad de la economía rusa.

En la actualidad Rostec se compone de 663 organizaciones en 60 regiones del país, de las cuales 21 son empresas generadoras de empleo en sus respectivas ciudades. La distancia entre la empresa más occidental y la más oriental de la corporación es de  aproximadamente 7.000 kilómetros.

La Corporación cuenta con tecnología única en los ámbitos civil y militar y se compone de los institutos rusos de investigación líderes en su sector.

Rostec proporciona a Rusia una fuerte posición en el mercado mundial de armas. En 2012 el volumen de las exportaciones de armas posicionó al país en el segundo puesto mundial del rubro.

En general, bajo su paragua Rostec reúne, entre otras, tales compañías, como KAMAZ, Kalashnikov, Los helicópteros de Rusia, Shvabe (Holding de los diseñadores y fabricantes en el campo de los dispositivos ópticos), KRET (Holding en el campo de la defensa electrónica,  la identificación estatal y los equipos de medición para diversos fines), VSMPO AVISMA (Corporación en el campo de la metalurgia no ferrosa y fabricación de titanio, aluminio, magnesio metálico y sus productos) y otros.

ROSTEC suministra sus productos a más de 70 países del mundo. De acuerdo con los resultados financieros de 2013, el ingreso total de Rostec fue de 1, 038 billones de rublos (28 784 500 000 de USD). Es 11,4% más en comparación con 2012. El beneficio neto ascendió a los 40 mil millones de rublos (1 109 230 000 mil millones de USD).

Gracias a la sinergia entre la experiencia rusa en el desarrollo de industrias y tecnologías, y su exitosa estrategia de alianzas, ROSTEC tiene empresas conjuntas con líderes industriales a nivel global como Daimler, Boeing, Pirelli, Agusta Westland, Alcatel lucent, Cummins, Marco Polo, Thales, ZF Friedrichshafen AG y la Alianza Renault-Nissan.

Para mayor información, visite nuestro sitio web en español: http://rostec.ru/es/

Gremio de suplementos alimenticios propone crear categoría especial

Publicado el: 18 agosto, 2014
18 Ago 2014

Complejo panorama ha hecho que crezca el mercado negro de estos productos, afectando el crecimiento de la industria.

“No estamos a la altura de los tiempos, Chile se quedó en el pasado”. Así resume Gerardo Sánchez, presidente de Alimsa -gremio que reúne a empresas de suplementos alimenticios-, las restricciones que enfrenta esta industria y que afecta la comercialización de algunos productos. El problema es que no cuentan con una categoría que ampare sus productos, los que hoy son clasificados como farmacéuticos; por ende, deben cumplir altos estándares.

El vicepresidente del gremio, Juan Pablo Plubins, explica que una serie de suplementos tienen beneficios sobre la salud, pero que muchas veces se desconoce la forma en que sus ingredientes actúan.

El Instituto de Salud Pública (ISP) clasifica los productos como alimentos o como farmacéuticos. “Si lo hace como farmacéuticos, las exigencias por ejemplo para un aceite de ajo son exactamente las mismas que para un producto farmacéutico utilizado para después de un trasplante. Es un estándar extremadamente exigente”, dice.

Ante el complejo panorama que enfrenta la industria, Alimsa ha propuesto a las autoridades, como el Ministerio de Salud y el ISP, la creación de una nueva categoría.

Entre sus planteamientos, Sánchez menciona la necesidad de disponer de los productos que están en países donde ya se les considera seguros, como Estados Unidos y la Unión Europea. Plubins agrega la creación de un respaldo que permita asegurar la información que se entrega del producto, además de estándares de calidad en materias primas para asegurar que el contenido es adecuado.

Ambos ejecutivos coinciden en que es necesario enfrentar el mercado negro que existe en este tipo de productos.

Otros efectos

La industria, que actualmente genera ventas por US$ 150 millones anuales, ha visto afectado su crecimiento en los últimos años.

Uno de los factores que afectan a este mercado son las importaciones. Esto, porque muchas veces tienen problemas con las materias primas que necesitan internar para producir.

“Hoy quien controla las importaciones son los seremis de Salud. Si una empresa ha importado 20 veces un determinado producto o materia prima, a la número 21, el seremi puede rechazar su ingreso”, afirma Plubins.

Los gremios están en conversaciones con las autoridades, pero advierten que aún no tienen plazos para perfeccionar las normas vigentes.

Recuadro :

Alimsa está en conversaciones con las autoridades, pero advierte que aún no tienen plazos para perfeccionar las normas vigentes.

Yelp desembarca en Chile y expande su presencia en Sudamérica

Publicado el: 13 agosto, 2014
13 Ago 2014

Yelp Inc., la compañía norteamericana dedicada a conectar a consumidores y negocios locales a través de la comunidad del mismo nombre, anunció su lanzamiento en el país (http://www.yelp.cl). A partir de hoy, los chilenos pueden crear una cuenta en Yelp.cl para compartir sus opiniones sobre los mejores negocios de su zona e interactuar con otros usuarios y los mismo negocios. Las aplicaciones gratuitas de Yelp para iPhone y Android, así como el paquete de herramientas gratuitas para dueños de negocios “Yelp para dueños de empresas” (http://biz.yelp.cl) también están disponibles.

“Este país sudamericano puede parecer estrecho, pero en realidad dobla en superficie a Alemania”, dice Miriam Warren, Vicepresidenta de Nuevos Mercados. “Desde la Isla de Pascua y sus moais barridos por el viento hasta sus territorios antárticos, Chile es una tierra de contrastes. En Yelp estamos encantados y emocionados de dar la bienvenida a uno de los países más económicamente estables y desarrollados de Sudamérica”.

Yelp continúa expandiéndose en la región con su lanzamiento en Chile, país número 28 en donde se crea una comunidad de yelpers que adoran compartir sus experiencias en negocios locales. La ciudad de Santiago será el punto de partida y la primera en crear una comunidad de Yelp en Chile. También será el hogar del primer responsable de la comunidad chilena, sin embargo el sitio web estará disponible en todo el país.

Cualquier persona en Chile con acceso a internet, ya sea desde un computador, tablet o smartphone, puede compartir sus experiencias sobre lo que le gusta, le encanta y no le gusta de los negocios en sus barrios. Esto se puede hacer en cualquiera de los 15 idiomas disponibles en Yelp y para cualquier tipo de negocio: desde panaderías y bares hasta cerrajeros y fuentes de soda.

Para obtener mayor información y ver imágenes de Yelp.cl, así como de nuestras aplicaciones para iPhone y Android, visita el Blog Oficial: (http://officialblog.yelp.com).

Acerca de Yelp

Yelp (http://www.yelp.com o http://www.yelp.cl) conecta a la gente con estupendos negocios locales. Yelp se fundó en San Francisco en julio del 2004. Desde entonces, se han creado y consolidado comunidades de Yelp en metrópolis de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, Austria, Países Bajos, España, Italia, Suiza, Bélgica, Australia, Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Singapur, Polonia, Turquía, Nueva Zelanda, República Checa, Brasil, Portugal, México, Japón, Argentina y Chile. En el segundo trimestre del 2014*,  Yelp tuvo un promedio mensual de 138 millones de visitantes únicos. Asimismo, a fines del mismo trimestre, los yelpers ya habían escrito más de 61 millones de interesantes reseñas sobre negocios locales, convirtiendo a Yelp en la guía local líder para recomendaciones de boca en boca sobre todo tipo de negocios, desde boutiques y mecánicos hasta restaurantes y dentistas. Aproximadamente un promedio de 68 millones de usuarios únicos visitaron Yelp mensualmente a través de sus dispositivos móviles durante el segundo trimestre del 2014. Para mayor información, por favor, visita yelp.com o envía un email a press@yelp.com.

Empresas Latinoamericanas de Alimentos Funcionales y Suplementarios Proponen Reglamento Común

Publicado el: 30 julio, 2014
30 Jul 2014

El presidente de ALIMSA, Gerardo Sánchez, señaló que “en la región existen grandes facilidades para ofrecer alimentos dañinos para la salud y grandes restricciones para los alimentos saludables. Por lo que agregó que “como representantes de la industria buscamos ofrecer alternativas para una nutrición balanceada que favorezca la calidad de vida de las personas.

Bajo el alero del Consejo Empresarial de la Alianza del Pacífico, bloque de integración formado por Chile, Colombia, México y Perú, las asociaciones gremiales del mercado de los alimentos funcionales y suplementarios de estos países, se han reunido para proponer una reglamentación común que facilite el acceso de la ciudadanía a productos saludables.Para ello, la alianza compuesta por ALIMSA (Chile), ANAISA (México), ANDI (Colombia) y COMSALUD (Perú), que trabajan con el apoyo de la International Alliance of Dietary/Food Supplement Associations (IADSA) y del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (COMCE), convocó a un grupo de expertos para trabajar en una propuesta marco que entregue directrices sobre la clasificación, certificación de buenas prácticas, etiquetado, condiciones de venta y valores de referencia de estos productos, entre otros.De esta forma se busca acercar el estándar regulatorio de la región a lo definido por referentes internacionales en la materia como la U.S Food and Drug Administración (FDA) de Estados Unidos, el Codex Alimentarius (ONU – OMS) y la Unión Europea.

El presidente de ALIMSA, Gerardo Sánchez, señaló que “en la región existen grandes facilidades para ofrecer alimentos dañinos para la salud y grandes restricciones para los alimentos saludables. Por ejemplo el Acai, que es reconocido por su poder antioxidante, en Chile su ingreso como parte de un producto terminado está prohibido”, agregando que “como representantes de la industria buscamos ofrecer alternativas para una nutrición balanceada que favorezca la calidad de vida de las personas, velando por la seguridad, calidad y legitimidad científica de los productos que se importan, desarrollan y se comercializan en el país”.

El próximo encuentro presencial de las organizaciones gremiales se realizará el 2 y 3 de octubre en Lima, Perú, en donde se finiquitará la propuesta para ser presentada ante el Consejo Empresarial de la Alianza del Pacifico (CEAP).

Francisco Javier Celedón participó del programa “Yo Amo los 90`” de Canal 13

Publicado el: 21 julio, 2014
21 Jul 2014

“Yo Amo los 90`” es un programa magazine periodístico de Canal 13, que recopila los grandes eventos mediáticos que marcaron nuestra sociedad durante los años 90`.

En él se pueden ver los hechos noticiosos más relevantes de la época, acompañados con los ritmos, las modas, el humor y las costumbres de una década que no está ni tan lejos ni tan cerca.

En el quinto capítulo de “Yo Amo los 90`” se abordó la conocida historia de la participación de Chile en la “Expo Sevilla de 1992”, en donde el Presidente Ejecutivo de ICC CRISIS lideró el equipo de personas que con la novedosa y arriesgada idea de trasladar un iceberg hasta España, logró romper los esquemas y posicionar a Chile como uno de los pabellones más atractivos de aquel año.

A continuación te dejamos el link del 5to capítulo del programa, con la participación de Francisco Javier Celedón y el detalle de la logística que se implementó para llevar a cabo la idea.

Ver Quinto Capítulo de “Yo Amo los 90`”